22 Feb, 2018
Montevideo
19 ° C
Volver

¿Quién lo dijo? La música es una especie de gimnasia emocional

119

Ya no está entre nosotros, pero presente vive el legado de su música y poesía, hermanadas bajo esa inconfundible voz…

 

“La música es la puerta que abro continuamente, es una de las cosas que más me gustan de la vida y la tengo ahí. Es como una especie de gimnasia emocional, intelectual y me lleva a un lugar de entusiasmo y locura que pocas cosas me producen”, expresó en una ocasión Gustavo Cerati acerca del arte y el oficio de los sonidos.

 

Raros peinados de otras eras

 

Respetado fuera y dentro de la Argentina, Gustavo Cerati dio vida musical a la banda Soda Stereo, iniciando allá por 1982 bajo el abrigo e inspiración de los sonidos y climas del new wave. Luego se lanzó en incursiones solistas, probando con la música sinfónica, la electrónica y otras mezclas y matices.

 

Falleció el 4 de septiembre de 2014 como consecuencia de un paro respiratorio, tras permanecer cuatro años en estado de coma. Se fue temprano, pero al igual que todo artista, su vida palpita y perdura en la música y letras que creó.

El músico Luis Alberto Spinetta, otra gran ausencia de este lado del mundo, dedicó a Cerati el siguiente poema:

 

Dios Guardián Cristalino de guitarras / que ahora / más tristes / penden y esperan / de tus manos la palabra /
Precipitándome a lo insondable / tus caricias me despiertan a la vez / en un mundo diferente al de recién…
Tu luz es muy fuerte / es iridiscente y altamente psicodélica / Te encuentro cuando el sol abre una hendija / que genera notas sobre la pared sombreada
Y suena tu música en la pantalla / sos el ángel inquieto que sobrevuela / la ciudad de la furia
Comprendemos todo / tu voz nos advierte la verdad / Tu voz más linda que nunca.

 

Gustavo Cerati y su ídolo Luis Alberto Spinetta, ejecutando “Te para tres”, canción que solían tocar juntos

 

A dos décadas del famoso “Gracias, totales”

El 20 de setiembre de 1997, luego de más de 15 años de carrera, Soda Stereo dio su último concierto, celebrado en un llenísimo estadio de River Plate, donde Cerati inmortalizó aquella mítica despedida y muestra de gratitud ofrecida a su público. En 2007, la banda regresaría a los grandes escenarios con su gira “Me verás volver”, en la cual más de un millón de personas fueron a ver sus shows.

 

 

 

 

 

 

Comentarios