22 Feb, 2018
Montevideo
19 ° C
Volver

Ocean Ramsey, guardiana y compañera de tiburones

167

@OceanicRamsey

Una luchadora innata del cuidado y conservación marina, en especial de los tiburones, con los que ha compartido muchos y gratos momentos, por increíble que suene…

 

La joven buceadora junto a un tiburón ballena. Foto: web de Ocean Ramsey

 

La semana pasada publicamos un paneo preliminar de la cantidad de ataques de tiburón en lo que va de 2017. 

 

Ahora, una breve historia sobre Ocean Ramsey y su pasión por los tiburones.

 

Además de amante del surf, la natación y el buceo, esta joven licenciada en biología marina que creció y se crió en las aguas hawaianas ha estudiado el comportamiento de los tiburones, su lenguaje corporal y el modo en que reaccionan e interactúan con su entorno.

 

La conservación de los escualos es una de sus pasiones vitales, estimulada por el profundo respeto y aprecio que siente por ellos.

 

Foto: web de Ocean Ramsey

 

 

A tal punto que Ocean Ramsey sostiene que los mejores momentos de su vida han tenido lugar en los océanos, interactuando con tiburones y otros seres de la vida marina, completamente apartada de la civilización humana.

 

 

 

La pacífica batalla de Ocean Ramsey consiste en compartir al público sus conocimientos, experiencias y el saber científico acumulado sobre estos depredadores, con el propósito de que otros comprendan su importancia ecológica y luchar a su vez contra el miedo desproporcionado e irracional que muchos sienten por ellos.

 

En ese marco, la joven creó el primer programa de buceo e investigación de tiburones sin buques, abierto al público en general en Estados Unidos y Hawaí, conformado por biólogos marinos personalmente entrenados por ella, una instructora de buceo que durante años ha buceado los siete días a la semana, desde el amanecer hasta inmersiones nocturnas.

 

 

Proyectos de Ocean Ramsey

 

Tuvo la oportunidad de viajar por todo el mundo, formando parte de diversos proyectos de investigación vinculados a especies marinas.

 

Además de One Ocean, fundación de conservación, educación e investigación de tiburones, una década antes fundó Water Inspired, organización sin fines de lucro orientada a resaltar la belleza de estas creaturas y del mundo submarino, pretendiendo transmitir un conocimiento más profundo sobre los escualos y fomentar la protección de la vida marina en todas sus especies.

 

 

Foto: web de Ocean Ramsey

 

Una pasión que emergió desde temprano

 

De muy joven, cuando trabajaba en una tienda de buceo, muchos buceadores le manifestaban su enorme temor a toparse con un tiburón. Ella les aseguraba que, en realidad, la ocasión de encontrarse con uno era extremadamente rara.

 

 

Aunque en caso de cruzarse con uno, “tendrían suerte y probablemente fuera el punto culminante de sus aventuras de buceo. Ver realmente a un tiburón. Porque son increíbles y hermosos y generalmente muy cautelosos al acercarse a los seres humanos“, sostiene Ocean Ramsey en su web.

 

 

Foto: web de Ocean Ramsey

 

La primera vez que vio un tiburón tenía 8 años, nadando debajo suyo, “completamente desinteresado en mi presencia. Me enamoré. Hubo una ligera emoción viendo algo que nunca había visto antes en persona y una sensación completamente diferente se apoderó de mí y lo seguí viendo… Realmente, no hay nada como la sensación de estar en presencia de un tiburón“.

 

 

Foto: web de Ocean Ramsey

 

 

La labor (y esperanza) de Ramsey es “cambiar el temor que la gente tiene de los tiburones y el océano en una fascinación, e inspirarlos a ayudar a proteger a estos animales vitales, los ecosistemas marinos y la naturaleza en general”.

 

 

La joven tiene razón cuando cita al medioambientalista senegalés, Baba Dioum: “Al final, la gente sólo protegerá lo que ama y sólo aman lo que entienden”.  Foto: web de Ocean Ramsey

 

Ocean Ramsey y su predilección por los tiburones blanco

 

“Me siento muy afortunada de que algunos de los mejores momentos de mi vida han sido buceando con grandes tiburones blancos. Es difícil expresar la alegría increíble y la emoción impresionante… Observando a los tiburones reconocerme y observarme, mientras yo pacíficamente les permito nadar hacia mí y la experiencia de aceptar mi contacto”.

 

 

 

 

Si bien desalienta a que otros se animen a tocar a los tiburones o cualquier otro depredador, de todos modos “preferiría que la gente tocara una aleta de tiburón y entablara una conexión más profunda para cuidar a estos depredadores altamente incomprendidos, en lugar de la triste realidad cada vez más frecuente de que sus aletas sigan siendo cortadas a una tasa que promedia las muertes de 2-3 tiburones por segundo. Se matan sólo por sus aletas… La sopa de aleta de tiburón no es sabrosa ni nutritiva, es tóxica, simplemente un símbolo de estatus. Y su demanda es responsable de la diezma global de las poblaciones de tiburón en más del 90 %“.

 

 

Foto: web de Ocean Ramsey

 

+info tiburones: ¿Dónde y cuántos? Ataques de tiburón en 2017

 

 

 

Comentarios